oaweb.com.ar


Los taxistas vuelven al Concejo con un pedido de suba tarifaria del 25%.

Con el regreso de la actividad legislativa, el Concejo Municipal comenzará a analizar el pedido de aumento de tarifa para el servicio de taxis. El estudio de costos realizado por el Ente de la Movilidad arrojó un desfasaje del 50 por ciento, por lo que los titulares de licencia ubican sus pretensiones en un 25 por ciento. Hoy, se reunirá la comisión de Servicios Públicos donde está previsto una convocatoria a escuchar a todos los sectores de cara a consensuar la modalidad del incremento. La opción que más suena por ahora, plantea un desdoblamiento de un porcentaje en marzo y otro supletorio para octubre.


Se abren hoy nuevamente las puertas del Palacio Vasallo y los ediles retoman con mayor intensidad la agenda de actividades. Uno de los temas recurrentes en un contexto inflacionario será el nuevo pedido de ajuste de bajada de bandera y fichas en los taxis. Y casi como una fotocopia del 2017, los argumentos y estimaciones son similares a 12 meses atrás.

La última suba se había producido en abril, cuando se incrementó un 30 por ciento la bajada de bandera y un 25 por ciento el valor de la ficha. El estudio de costo oficial de entonces había arrojado un desfasaje del 57 por ciento sobre el cuadro tarifario.

Ahora, se replica la misma situación. El desfasaje a diciembre, según los cálculos del Ente de la Movilidad arroja una brecha superior al 53 por ciento, que los taxistas buscan nuevamente reducir en forma parcial.

"La idea es tratar de compensar un poco, con un porcentaje en el orden del 25 por ciento o un poco más", estimó el titular de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti), Mario Cesca.

Desde el sector se argumenta que uno de los límites que frena ir por mayor incremento es el bolsillo del pasajero. "Hay que hacer malabares. El estudio de costos fija una cantidad de 21 viajes por turno y queremos mantener esta cantidad, porque de lo contrario llevar menos pasajeros por más tarifa no serviría de mucho", razónó Cesca.

El titular de Atti indicó que las gestiones para la suba las harán en conjunto con la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis (Catiltar) y el Sindicato Peones de Taxis (SPT). "La ficha (cada cien metros) tiene mucho que ver con el sueldo del chofer, por eso vamos a avanzar esta semana con los concejales, por lo menos para reunirnos", acotó el dirigente.

Entre los ítems que más castigaron al servicio se ubican los aumentos de los combustibles; entre ellos el GNC que representa más del 20 por ciento de los gastos totales.

"Vamos por arriba de un 25 por ciento. Luego habrá que analizar el tema del desdoblamiento en el año", acotó Cesca.

Por las bancas

El presidente de la comisión de Servicios Públicos, Pablo Javkin, aclaró que el estudio de costos llegó al cuerpo, pero se le dará ingreso formal el próximo jueves. "De todos modos, mi pretensión es hacer una primer ronda de consultas con los concejales para empezar a debatir la semana entrante y seguramente estará en agenda a partir del próximo lunes", estimó Javkin.

Para la socialista Verónica Irizar habrá que consensuar la suba "a partir de un delicado equilibrio entre el traslado del aumento a los usuarios y la cantidad de viajes en un marco inflacionario que no se puede desconocer".

Para el justicialista Osvaldo Miatello también habrá que buscar "un punto de equilibrio en un servicio público concedido, pero sin subsidios como son los taxis". El legislador se inclinó por analizar un desdoblamiento en la recomposición "para no dar un golpe al bolsillo de los rosarinos".

Miatello recordó que tras el aumento de abril, los propios taxistas reconocieron una caída del 30 por ciento en los viajes para asumir el desafío de "no complicar al usuario, sostener el sistema y garantizar una ganancia razonable para quien ejerce la actividad".

Desde el Palacio Vasallo admiten que ofician como paritaria del sector ya que un aumento impacta en los peones. "No sería bueno para nadie que el servicio se deteriore", cerró Miatello.

Fein va el 1º de marzo

Con la apertura del periodo de sesiones ordinarias previsto para el próximo 1º de marzo, la intendenta Mónica Fein acudirá al recinto de sesiones para dar su habitual discurso de balance en la gestión, donde se espera también que adelante los objetivos a cumplir para este 2018. De no mediar sorpresas, esta oportunidad será la penúltima antes de culminar su segundo mandato como máxima autoridad al frente del Palacio de los Leones.


 (oaweb.com.ar)

Otros Ambitos WEB
E-mail:contacto@otrosambitosweb.com.ar
Rosario - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES


Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados