oaweb.com.ar


Creció un 60 por ciento la remisión al corralón de autos abandonados.

  Poco queda del Peugeot 504 color celeste estacionado en calle Leyva al 5300, en el barrio Saladillo Sur. Las llantas están desinfladas, las ópticas rotas y el paragolpes, atado con una soga. El auto que, en Argentina, dejó de fabricarse en el 99 lleva más de seis meses en la calle y por más que los vecinos de la cuadra denunciaron varias veces su molesta presencia, aún no fue retirado. Este año, en el marco de los operativos semanales que se realizan en distintos barrios, las remisiones al corralón de vehículos abandonados en la vía pública creció un 60 por ciento. Aún así, a la central del 147 llegaron 2.470 denuncias por este problema.


La presencia de autos abandonados en la calle no se acota a una zona particular de la ciudad. En Ferreyra al 1100, barrio Arroyito, un Chevrolet Chevette blanco lleva más de un mes en el mismo lugar. Ya perdió varios vidrios y la cerradura de una puerta. En Tucumán al 2100, las quejas de los vecinos van contra un Ford Sierra color rojo.

En la mayoría de los casos, se trata de vehículos en avanzado estado de deterioro que generalmente despiertan sospechas en relación a su procedencia. Conforme pasa el tiempo, también su presencia se hace cada vez más incómoda, generando inconvenientes a los peatones para cruzar la calle o a los conductores que no encuentran lugares libres para estacionar.

Para que estos vehículos puedan ser removidos de la vía pública primero se debe intimar a sus dueños. Las grúas de la Dirección Municipal de Tránsito sólo puede actuar si 48 horas después de notificados sus dueños, los coches siguen en el mismo lugar.

Las denuncias

Este año, los operadores de número de atención al ciudadano de la Municipalidad recibieron 2.470 reclamos relacionados con la presencia de coches abandonados. El año pasado, habían sido 2.410. Aunque estos números difícilmente sean representativos de la cantidad de coches que se convierten en chatarra a la vista de todos, muchas de estas llamadas refieren al mismo vehículo, en otros casos no se hace la denuncia.

Otras veces, lo que se denuncia como abandonado no es tal. Cuando los inspectores llegan al lugar no encuentran coches deteriorados, con las llantas desinfladas o llenos de tierra.

Lo cierto es que en el marco de los operativos integrales que realiza el municipio en distintos barrios, este año se retiraron 169 vehículos de las calles. Entre tres y cuatro coches, por cada una de estas intervenciones que abarcan unas 20 manzanas por cada jornada de trabajo. El año pasado, en estos mismos operativos se habían retirado 106 vehículos.

Salvo algunas situaciones aisladas, en la mayoría de los casos los vehículos están tan deteriorados que sus dueños ni siquiera los reclaman.

Entornos seguros

Para el secretario General de la Intendencia, Gustavo Zignago, estas acciones están íntimamente relacionadas con la necesidad de crear entornos más seguros en cada uno de los barrios.

"Generalmente, el fenómeno de los vehículos abandonados obedece a la imposibilidad económica de sus dueños de arreglarlos o de tener un espacio dónde ubicarlos. Lo que sucede es que en la calle se deterioran cada vez más y resultan un elemento de inseguridad en el entorno", describe el funcionario que hasta la semana pasada conducía la Secretaría de Control y Convivencia.

En algunos casos, pueden dar resguardo a arrebatadores o servir de espacio para reducir el producto de un robo. En los barrios más alejados del centro, muchas veces obstruyen la limpieza de las zanjas o condicionan el paso del transporte público ya que limitan el ancho de giro de los colectivos.

Por eso, señala el funcionario, "uno de los objetivos de los operativos integrales tiene que ver con retirar estos vehículos para dar respuesta a las preocupaciones de los vecinos y generar espacios públicos más seguros y ordenados".

Todos estos coches terminan sus días en el corralón municipal, esperando su turno para convertirse en chatarra en alguna de las dos compactaciones de vehículos que el municipio concesionó a una empresa privada.

 

En comisarías

Muchos de los reclamos de los vecinos se relacionan con los coches que permanecen durante meses frente a las comisarías. "Ese es otro tema —explicó Zignago— La mayoría de estos vehículos están judicializados y muchas veces no se autoriza la devolución a sus dueños ni su depósito en otro lugar. Es un tema que nos excede", admitió.


 (oaweb.com.ar)

Otros Ambitos WEB
E-mail:contacto@otrosambitosweb.com.ar
Rosario - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES


Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados